PREÁMBULO Y RESOLUCIONES SOBRE LOS ODM DE LA AEM/DESAFÍO MIQUEAS

General fr 16/11/2008


Preámbulo
:

En el año 2000 los gobiernos mundiales se comprometieron a reducir a la mitad la pobreza mundial hasta el año 2015. Además, tanto los paises ricos como otros menos desarrollados se comprometieron a hacer todo lo necesario a fin de alcanzar un total de ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, los mismos que lucharían en contra de enfermedades endémicas y la propagación del VIH, paludismo y TBC; brindar a cada niño y a cada niña la oportunidad de acceder a una educación básica; reducir drásticamente el índice de mortalidad en el momento del parto y mejorar la salud materna infantil, tratar seriamente la crisis del agua y saneamiento; reducir el índice insoportablemente alto de mortalidad infantil; luchar por los derechos equitativos de la mujer, y trabajar hacia el cuidado de la tierra, incluyendo el enfrentar el cambio climático. El octavo objetivo nos compromete a todos nosotros, a paises, corporaciones, iglesias y la sociedad civil, a crear una red permamente para el desarrollo.

La AEM reconoce en estos objetivos un eco del pensamiento de los profetas bíblicos y de las enseñanzas de Jesús acerca de los pobres. En el espíritu de la misión integral, la AEM se unió a la Red Miqueas en el 2004 para crear el Desafío Miqueas, un movimiento global cristiano que busca profundizar el compromiso cristiano con los pobres y exigir el cumplimiento de los líderes políticos hacia los compromisos pactados por la justicia, erradicando el sufrimiento innecesario, y proveyendo la oportunidad para que los que son hechos a imagen de Dios prosperen y que su creación sea respetada.

En esta ocasión de la Asamblea General del 2008, siendo impulsados por el claro llamado del evangelio hacia el amor y la justicia, la Alianza Evangélica Mundial reafirma su compromiso de solidaridad y afirmación de comunidad con los que sufren por la pobreza y la opresión, así como con la creación que gime.

Nos da esperanza notar el progreso en los campos de la educación primaria, la erradicación del paludismo y el VIH. Sin embargo nos preocupa profundamente que al finalizar la primera mitad al 2015, aún no se evidencian progresos significativos hacia el logro de los ODM.

Al enfrentarnos con la crisis financiera del 2008, los gobiernos y las instituciones internacionales han demostrado cuan rápidamente y con efectividad pueden mobilizar recursos masivos frente a amenazas serias a nuestro bienestar económico global. Sin embargo, una muerte infantil cada tres segundos y 2,7 mil millones viviendo con un ingreso inferior a dos dólares por semana, aún no convocan a una respuesta de similar urgencia. Creemos que esto es una ofensa a Dios, una vergüenza para los gobiernos y para la sociedad civil, y un desafio inmenso para el testimonio y la misión de los seguidores de Cristo.

Resolución:

Por lo tanto, la AEM apela a gobiernos a nivel global a incrementar sus esfuerzos para alcanzar los ODM y reconocer la crisis continua de pobreza global como una de las mas críticas amenazas a nuestra paz y bienestar común.

Para alcanzar el desafío de dar testimonio y vivir la misión integral de la AEM, apelamos a nuestras alianzas nacionales, asociaciones, fraternidades, denominaciones y comisiones a que organicen acciones específicas, colaborativas y de apoyo en los paises donde ya existen campañas del Desafío Miqueas, y ayuden a impulsar dichas campañas en lugares donde previamente no existían.

Por último, nos comprometemos a orar y trabajar para que la iglesia despierte a su tarea y reconozca su potencial siendo el cuerpo mundial de Cristo.

En su gracia:

“Y aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros.” Efesios 3:20